El Poder del Agradecimiento

Tengo una tendencia a deprimirme.  Tal vez es porque tiendo a ser sobre-responsable.  Entonces, cuando las cosas no resultan como “deberían ser”, a menudo siento que yo tengo que hacer algo al respecto, y la carga se vuelve pesada.

Aunque esta característica pudiera parecer loable, a menudo lleva a efectos negativos, tales como:

1)       La tendencia a criticar a otros por no haber hecho su parte,

2)       Una actitud pesimista, que lejos de inspirar, desanima,

3)       La proyección de pensamientos negativos, en vez de positivos.

Por eso, últimamente estoy haciendo esfuerzos por practicar el agradecimiento.  En términos prácticos, trato de ver el vaso “medio lleno”, en vez de “medio vacío”.

Una práctica que me ayuda consiste en tomar unos momentos al final del día, o en un momento en que me siento “mal”, y repetir algunas de las cosas por las cuales estoy agradecida.  Un día hice una lista por escrito y me sorprendí de cuán larga resultó.

También estoy tratando de practicar el agradecimiento con respecto a actividades específicas.  Por ejemplo, actualmente estamos inmersos en una campaña de enseñanza en que los resultados hasta ahora no están al nivel de la campaña anterior.  Aunque estoy preocupada y esforzándome por hacer lo que esté dentro de mi poder, a la vez conscientemente estoy practicando el agradecimiento:

Por el privilegio de vivir en este momento histórico en que números crecientes de personas están aceptando a Bahá’u’lláh como una Manifestación de Dios y reconociendo que Sus enseñanzas son el remedio por los males que afligen la sociedad;

Por las tres almas bellas que han aceptado a Bahá’u’lláh hasta ahora en esta campaña;

Por otros que están en un proceso muy consciente de investigar la Fe;

Por las iniciativas tomadas por diferentes amigos;

Por el hecho de que más miembros de la comunidad están aprendiendo a hacer enseñanza directa.

Cuando el agradecimiento se expresa por medio de oraciones de alabanza, su poder es aun mayor.  ‘Abdu’l-Bahá recomienda:

 “Sé feliz y contento y levántate para ofrecer agradecimiento a Dios, para que el agradecimiento pueda conducir a un aumento en la generosidad (de Dios).”
(Traducción no oficial de Tablas de ‘Abdu’l-Bahá, vol. 2, p. 483)

© Juanita de Hernández. Derechos Reservados

¿QUIERES UTILIZAR ESTE ARTÍCULO O PONERLO EN SU SITIO WEB?
Puedes hacerlo si incluyes este reconocimiento completo:"Juanita de Hernández escribe libros, fascículos y artículos  relacionados con educación, desarrollo y vida familiar que son claros, prácticos y fáciles de entender.  Si deseas transformar tu vida y aportar a la transformación de la sociedad, inscríbete para recibir artículos gratis en 'Transformándonos'

Recibe artículos gratis al suscribir al noticiero electrónico “Transformándonos”, el cual ofrece sugerencias prácticas de lo que tú puedes hacer como individuo y en los grupos y organizaciones en que participas, para

  • mejorar las relaciones interpersonales,
  • lograr tus objetivos e
  • iniciar procesos constructivos e innovadores.

Te invitamos a Suscríbe gratis, Haciendo clic aquí

Jamás venderemos, alquilaremos, o compartiremos tu correo electrónico con ninguna organización.