La Apertura y la Humildad Dan Credibilidad a una Capacitación

Cuando enseñamos algo, a veces inconscientemente tomamos la actitud de un sabelotodo.  Tememos que perderemos credibilidad si hay una pregunta que no podamos responder, si un participante corrige algo que decimos o hacemos, o si aporta una sugerencia para alguna mejora.

Como a menudo asisten participantes que tienen un buen conocimiento técnico, o hasta experiencia en dar talleres, si el facilitador se pone a la defensiva y trata de imponer sus ideas, lejos de convencer a los participantes, a menudo profundiza el descontento y la tendencia a criticar.

En cambio, cuando el facilitador da la bienvenida a los comentarios de los participantes y reconoce el valor de sus sugerencias, puede aceptar con naturalidad que “no había tomado en cuenta tal punto”, puede modificar la presentación de un concepto para que abarque la perspectiva que aportó el participante (si la considera válida), o puede agregar alguna actividad que le haya sido sugerida.  Como consecuencia, mantendrá una relación fluida y abierta con los participantes y aumentará la posibilidad de influir en ellos.

Asimismo, el facilitador debe ser sincero acerca de los desafíos inherentes en practicar los marcos conceptuales y las capacidades basados en principios.  Lejos de pretender que ya lo hace perfectamente, es más alentador para los participantes si en momentos apropiados hace comentarios como: “Estoy comprometido con ello, pero todavía me cuesta.  A veces me falta (tal o cual).”

Este tipo de “ejemplo”, de una persona que está comprometida con principios elevados y que está haciendo un esfuerzo sincero para practicarlos mejor, pero que a la vez reconoce sus falencias, es inspirador para los participantes.  Muestra que es válido “esforzarse” por practicar un marco conceptual, una capacidad, una cualidad, o un principio, a pesar de los defectos o falencias que uno tenga.  Este es un ejemplo que todos pueden seguir. 

En cambio, el ejemplo ficticio de “perfección alcanzada” puede ser desalentador, si los participantes consideran que está más allá de sus posibilidades de lograr.

© Juanita de Hernández. Derechos Reservados

¿QUIERES UTILIZAR ESTE ARTÍCULO O PONERLO EN SU SITIO WEB?
Puedes hacerlo si incluyes este reconocimiento completo:"Juanita de Hernández escribe libros, fascículos y artículos  relacionados con educación, desarrollo y vida familiar que son claros, prácticos y fáciles de entender.  Si deseas transformar tu vida y aportar a la transformación de la sociedad, inscríbete para recibir artículos gratis en 'Transformándonos'

Recibe artículos gratis al suscribir al noticiero electrónico “Transformándonos”, el cual ofrece sugerencias prácticas de lo que tú puedes hacer como individuo y en los grupos y organizaciones en que participas, para

  • mejorar las relaciones interpersonales,
  • lograr tus objetivos e
  • iniciar procesos constructivos e innovadores.

Te invitamos a Suscríbe gratis, Haciendo clic aquí

Jamás venderemos, alquilaremos, o compartiremos tu correo electrónico con ninguna organización.