El Desarrollo Basado en la Identidad Cultural

Conservar la identidad cultural no implica preservar la cultura sin cambios, como una exhibición en un museo.  Más bien, una cultura viva y sana está en un proceso constante de evolución, la cual puede surgir netamente desde adentro o en respuesta a influencias externas.

¿De Dónde Surgen los Cambios Culturales Sanos?

Los cambios culturales que surgen desde adentro suceden cuando las formas tradicionales de actuar dejan de satisfacer las necesidades de crecientes números de los miembros de dicha cultura.  Esto provoca un malestar que, a su vez, lleva a la reflexión y al cuestionamiento de las tradiciones.

Los cambios positivos que surgen en respuesta a influencias externas se dan cuando un número de los miembros de la cultura se dan cuenta de que hay otras formas de actuar más beneficiosas para ellos como individuos y como sociedad.

Aunque al principio el cuestionamiento de hábitos o tradiciones y los intentos de cambio pueden chocarse con fuertes reacciones defensivas, con el tiempo más personas comenzarán a ver la razón del nuevo enfoque (si es que tiene valor) y gradualmente llegarán a aceptarlo.

Actitud hacia Otras Culturas

Por eso, una cultura que tiene confianza en sí misma, en vez de sentir la necesidad de defenderse de otras culturas, o de nuevas ideas, muestra interés en lo que puede aprender.  Esto no significa imitar ciegamente a otros, sino encontrar formas culturalmente coherentes para expresar estos modos de pensar y actuar.

En resumen, hay que cuidarse de no confundir el fortalecimiento de la identidad cultural con el estancamiento cultural.   Más bien, la herencia cultural “debe ser conservada, analizada y evaluada con el fin de definir estrategias de desarrollo que no alteren, ni violenten la idiosincrasia cultura que los pueblos han adquirido en el curso de su historia.”
(FUNDAEC, “Hacia un Concepto de Identidad Cultural”, p. 61)

Hay que tomar en cuenta que el “desarrollo sólo puede florecer donde está arraigado en la cultura  y la tradición de cada país”, y que sólo es eficaz “si está basado en la voluntad independiente de cada sociedad y si realmente expresa su identidad fundamental”.
(Ervin Laszlo, en  El Planeta Multicultural, p. 6)

Auto-Dirigir el Desarrollo Cultural

Para lograr esto, cada cultura necesita asumir la responsabilidad de su propio desarrollo.  Esto implica que los miembros analicen y evalúen los elementos de su propia cultura, haciendo elecciones conscientes de los elementos culturales que se desean conservar, fortalecer, adaptar o reemplazar.

Más concretamente,

  • hay que buscar la manera de conservar y revivificar aquellos aspectos de la cultura a los cuales se asigna un valor positivo, aquéllos que están de acuerdo con principios universales, prestando atención especial al fortalecimiento de aquellas prácticas que han estado muriéndose gradualmente ante la influencia del modernismo;
  • hay que buscar cómo adaptar creativamente aquellos elementos a los cuales se concede valor, pero que no pueden ser practicados en la actualidad de la misma forma que se hacía tradicionalmente;  y
  • hay que tomar la decisión de eliminar o transformar aquellos elementos, que de hecho, de alguna forma u otra son nocivos.

La cultura que desea auto dirigir su desarrollo necesita tomar una actitud proactiva en sus  relaciones con otras culturas.  En vez de ser  receptores pasivos de la influencia de los elementos culturales ajenos, los miembros de la cultura han de tomar la iniciativa de analizar sus elementos, uno por uno.

Como resultado de este análisis,

  • pueden proyectar los probables efectos directos e indirectos que cada elemento podría tener en su cultura,
  • decidir si les sería beneficioso adoptarlo o no, y
  • considerar las adaptaciones que serían aconsejables y posibles de hacer para que el elemento funcione mejor dentro de su  cultura.

——————————ResConflict2

Si estás consciente de la importancia de la interculturalidad, pero necesitas ideas prácticas de cómo fundamentarla y practicarla, se  recomienda el libro La Multiculturalidad y la Resolución de Conflictos.  Hacer clic para más detalles.

© Juanita de Hernández.   Derechos Reservados

¿QUIERES UTILIZAR ESTE ARTÍCULO O PONERLO EN SU SITIO WEB?
Puedes hacerlo si incluyes este reconocimiento completo:"Juanita de Hernández escribe libros, fascículos y artículos  relacionados con educación, desarrollo y vida familiar que son claros, prácticos y fáciles de entender.  Si deseas transformar tu vida y aportar a la transformación de la sociedad, inscríbete para recibir artículos gratis en 'Transformándonos'

Recibe artículos gratis al suscribir al noticiero electrónico “Transformándonos”, el cual ofrece sugerencias prácticas de lo que tú puedes hacer como individuo y en los grupos y organizaciones en que participas, para

  • mejorar las relaciones interpersonales,
  • lograr tus objetivos e
  • iniciar procesos constructivos e innovadores.

Te invitamos a Suscríbe gratis, Haciendo clic aquí

Jamás venderemos, alquilaremos, o compartiremos tu correo electrónico con ninguna organización.