Una Necesidad Urgente: La Educación Moral y Espiritual de los Niños

En Bolivia casi la mitad de la población joven y adulto se encuentra fuera del país.  La mayoría se va, buscando mejora económica.  Aunque a veces van jóvenes solteros o familia enteras, lo más común es que vaya uno o ambos padres, dejando a los hijos a cargo del esposo o esposa que queda en Bolivia, a una abuela, o a los hermanos mayores.

Aunque esta persona se esfuerza por darle a comer a los niños, rara vez tiene la autoridad, o el conocimiento, para orientarles adecuadamente en cuanto a su conducta, o darles la educación moral y espiritual que necesitan.  Como consecuencia, los niños no tienen más que “educarse a sí mismos”, aprendiendo de la tele, los juegos electrónicos y de sus propios compañeros.

Ante semejante situación, ¿es de extrañar el aumento en las pandillas y de la delincuencia?

De hecho, aun para los padres en familias integradas ,es un desafío orientar eficazmente a los hijos hoy en día.  Demasiado a menudo sus esfuerzos en este campo se limitan a consejos muy generales– “¡Pórtate bien!”—y a regaños y castigos corporales por el mal comportamiento.

Sin embargo, tampoco podemos culparles a los padres, ya que nadie les ha enseñado a ellos  cómo pueden aportar más eficazmente en la educación moral de sus hijos.

Sin embargo, “los niños son los portadores de las semillas del carácter de la futura sociedad.”

Si los niños de una sociedad crecen egoístas, mentirosos y deshonestos, ¿qué podemos esperar de la próxima generación de adultos?

Al contrario, si fuera posible dar a todos los niños una educación que inculca la veracidad como “la base de todas las virtudes humanas”,  y promueve la práctica de cualidades, tales como la honestidad y la solidaridad, ¡cuántos cambios veríamos en una sola generación!

¿Quiénes somos responsables de dar esta educación?  ¡Todos nosotros!

Los padres tienen un rol especial para desempeñar; pero para que lo hagan, a menudo necesitan recibir orientación sobre cómo hacerlo.

Pero aun si los padres cumplen bien con esta responsabilidad, necesitan que otras instituciones en la sociedad refuercen la práctica de estas cualidades.  Entre ellas, la escuela tiene una responsabilidad especial, que sólo podrá cumplir instituyendo programas sistemáticos  de educación moral a lo largo de todos los ciclos, con textos, o planes de lecciones, que puedan guiar a los maestros en este importante labor, quienes a la vez necesitan ejemplificar las cualidades que están enseñando.

Además de lo que hacen los padres y la escuela, o para suplir lo que no hacen, es provechoso que los niños se organicen en clases y los  prejóvenes o adolescentes en grupos en sus propias vecindades, en los cuales se promulgan la práctica de cualidades y conductas positivas.  De esta manera, su ambiente social y sus amistades pueden llegar a reforzar estas cualidades.

Por eso, no importa en cuántas otras actividades estamos involucrados que aporten al bienestar de la sociedad, debemos reflexionar y responder positivamente a la pregunta: ¿Cómo puedo yo organizar mi tiempo para dar una clase para niños o facilitar un grupo prejuvenil?

Cita  sobre el Tema: :  “Entre los más grandes de todos los servicios que el hombre tiene posibilidad de ofrecer a Dios Todo Poderoso se halla la educación e instrucción de los niños. “   ‘Abdu’l-Bahá, Selección de los Escritos de ‘Abdu’l-Bahá #106

Materiales Disponibles

La Participación de los Padres en la Educación de los HijosTapa Padres-Dara
Da sugerencias concretas de lo que puedan hacer los padres en los campos del apoyo emocional, la estimulación temprana, la educación moral y el apoyo escolar. Cada tema trae una ilustración y preguntas de reflexión o sugerencias de actividades.

12 temas para Padres (gratis).   Contiene 12 temas que se puede estudiar  individualmente o con grupos de padres de familia.  Se puede invitar a los padres de los chicos que asisten en las clases de niños a reunirse regularmente para estudiar estos temas.  Después, muchos pueden interesarse en entrar en el estudio de la secuencia del Instituto Ruhi.

© Juanita de Hernández. Derechos Reservados

¿QUIERES UTILIZAR ESTE ARTÍCULO O PONERLO EN SU SITIO WEB?
Puedes hacerlo si incluyes este reconocimiento completo:"Juanita de Hernández escribe libros, fascículos y artículos  relacionados con educación, desarrollo y vida familiar que son claros, prácticos y fáciles de entender.  Si deseas transformar tu vida y aportar a la transformación de la sociedad, inscríbete para recibir artículos gratis en 'Transformándonos'

Recibe artículos gratis al suscribir al noticiero electrónico “Transformándonos”, el cual ofrece sugerencias prácticas de lo que tú puedes hacer como individuo y en los grupos y organizaciones en que participas, para

  • mejorar las relaciones interpersonales,
  • lograr tus objetivos e
  • iniciar procesos constructivos e innovadores.

Te invitamos a Suscríbe gratis, Haciendo clic aquí

Jamás venderemos, alquilaremos, o compartiremos tu correo electrónico con ninguna organización.