Brindar Amor y Dar Aliento

Personalmente no me consideraba una persona que se distinguía por el amor que brindaba a los demás – responsable, dedicada y trabajadora, sí; pero amorosa, no tanto. Desde que comencé a estudiar esta capacidad y aplicar algunas de las prácticas que el libro comparte, he notado cambios tanto en mis sentimientos como mis acciones. Aunque seguramente puedo desarrollar mucho más todavía, me alegra los avances que he logrado, y deseo lo mismo para todos mis lectores.